Casa del barco

Un amigo una vez me dijo de hacer un curso de timonel, hace 5 años. En el ámbito me sentía seguro. Viste esas cosas que te encontrás. Y a partir de ahí, se empezó a dar. Como que un poco lo planeás y un poco te sale, se dan las cosas…

Vivía en un departamento hacía 6 años y de esos, 4 fueron obra. Mucho tiempo me dediqué a pulir cosas, a estar constantemente debajo del polvo. Me agarraban rayes y me quería ir. Me iba de viaje y volvía. Vivía a la vuelta del Congreso.

También había algo que me pasaba hace un montón: nací en departamento, crecí en departamento y me molesta estar en un departamento. Desde el ascensor  (si hay ascensor) escuchar o que te escuchen los vecinos, eso me molestaba mucho…

Es parte de decidir si querés convivir con un montón de vecinos. A mi me agarró por ese lado, previo al barco. Agarraba una carpa, necesitaba estar en contacto con el pasto y salir del centro.

Mucho tiempo barajé vivir en una casa en Tigre hasta que después surgió esto. No es algo que de la noche a la mañana salió. Decidí que iba a ser un barco. Estudié la situación un montón de tiempo: pensé que tenía que salir mínimamente bien. Cambiar de casa, fue todo un proceso. La arreglé para venderla mejor, quedó linda, le puse mucho cariño y la disfruté.

Vivir en un barco es cómodo. Mi techo es de 1.73, entro justo. Es mínimo obviamente. Tiene una habitación adelante, un camarote de proa donde pueden dormir hasta 3 personas. Después tiene un roperito, un baño, es todo mínimo. Y después tiene, ni bien bajás, la cabina donde se comanda, es como el salón principal, con la cocina y una bacha con heladera empotrada.

Utilizo internet w-ifi de la marina, que no es un club naútico, tengo derecho a amarra, es como pagar las expensas, un estacionamiento que te da agua potable y corriente eléctrica a 220.

Trabajo en el centro, en un trabajo de oficina actualmente. No se cuánto tiempo voy a vivir en el barco, no lo planeo. Hasta ahora todo lo que pasa es divertido. Me caí dos veces al agua por ejemplo.

Todo es nuevo.

Lo que más me gusta de vivir en un barco es el viento y la lluvia, porque se mece mucho más el barco. Estoy muy contento. Trato de quedarme despierto lo más posible a la noche, me cuesta ir a laburar, salir de acá.

Me gusta.

Pics & txt: LC.

© 2009| domiciliomagazine | All Rights Reserved

Advertisements

4 responses to “Casa del barco

  1. Este blog transmite mucha alegría y amor. Un beso!

  2. Qué bueno!!! Yo siempre he querido hacer algo por el estilo. Animarme con el curso y tener la embarcacion y vivir casi ahi. Pero cambié por el momento a vivir en tierra un poco más cómoda. Igualmente no lo descarto. El estar mecida por el mar / río está bueno. Es como vivir un poco escondido y dueño del mundo 🙂 Hermoso barco, te felicito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s